best business loans Working Capital Big Lines of Credit Merchant Cash Advances Small Business Loansbusiness loans Short Term Loads Equipment Financing SBA Loans Long Term Loans

008. LUIS RAMÍREZ GALUZO. Fundador de La Línea.

Luis Ramírez Galuzo

La actividad política de Luis Ramírez Galuzo arrancó en los años en que un grupo de vecinos de la antigua aldea de La Línea, del que él formó parte, tomó la decisión de independizarse de municipio de San Roque. Fue uno de los 206 vecinos de los 330 con los que contaba esta población que suscribieron el 26 de noviembre de 1869 la solicitud de segregación.

De profesión industrial, fue el propietario de varias bodegas, tierras y de una trilogía de fábricas situadas en el espigón de San Felipe, todas con el mismo nombre comercial de La Encarnación, aunque con diferentes materias primas, pues obtenían cosas tan dispares como pastas para sopas, jarabes y gaseosas. Por su voluntad y empeño fue designado por la Diputación Provincial para formar parte en 20 de julio de 1870 del Ayuntamiento provisional de este ya municipio independiente y desde entonces su nombre figurará siempre, bien dirigiendo los destinos de La Línea (sería elegido alcalde el 14 de febrero de 1872, el 1 de marzo 1877, el 18 de septiembre de 1890 y por última vez el 22 de junio de 1903) o desde la oposición, durante cincuenta años de actividad política militante en el campo conservador.

Monumento a Luis Ramírez en los jardines municipales

Fue el tercero de los vecinos que ocuparía la Alcaldía-Presidencia de La Línea. El 1 de febrero de 1872 fue la constitución del primer Ayuntamiento de elección popular y Luis Ramírez había sido proclamado concejal y primer teniente de alcalde. Fallecido repentinamente el alcalde, José Peón Fernández, al firmar el acta correspondiente a la sesión, Luis Ramírez ocupó la Presidencia con carácter accidental y luego fue elegido por mayoría el 14 de febrero Alcalde constitucional de La Línea. Posteriormente sería elegido de nuevo alcalde el 1 de marzo de 1877, el 18 de septiembre de 1890 y el 1 de enero de 1902, formando además parte de numerosas corporaciones como concejal.

A su iniciativa y tesón son debidas numerosas realizaciones. Como continuador de la obra de los alcaldes que le precedieron, les proporcionaba el definitivo impulso para verlas convertidas en realidad, y por otra parte, velando por los intereses generales de la ciudad.

Nicho de Luis Ramírez en el cementerio de La Línea

Aquí está enterrado Luis Ramírez

La construcción de la carretera que enlazaría con la general Cádiz-Málaga, resolviendo el cada vez más angustioso problema de la total ausencia de comunicaciones de esta localidad con el resto de España; el alumbrado público, sustituyendo la electricidad al farol de petróleo; la terminación del Cementerio Municipal; el proyecto de adquisición del Palacio Municipal; cesiones de terrenos por el Ramo de Guerra para parques, atenciones escolares y sanitarias, fueron, entre otras muchas, realidades conseguidas gracias a su celo y amor a la ciudad.

En 1921 le fue concedido por S.M. Británica el ingreso en la Orden del Imperio como Comandante-Comendador. En 1922, con motivo de las celebraciones del quincuagésimo aniversario de la constitución de La Línea se le rindió homenaje en reconocimiento de sus muchos méritos, nombrándosele Hijo Predilecto de la Ciudad y haciéndosele entrega de una placa conmemorativa con las firmas de los concejales que en ese momento componían la Corporación municipal. Por suscripción popular le fue erigido en los jardines del Palacio Municipal un pedestal con su busto en mármol blanco obra del escultor Mateo Inurria. Este busto fue sustituido al proclamarse la República por el del capitán Fermín Galán pero su familia lo conservó hasta que fue de nuevo ocupó su lugar en los jardines municipales.

Lápida que recuerda quién terminó el cementerio linense

Luis Ramírez supo aprovechar las innatas cualidades que poseía el oficial mayor del Ayuntamiento, Leopoldo Diañez y Díaz Bustamante, y dejaba en sus manos muchas iniciativas y responsabilidades. Leopoldo Diáñez dirigía la vida política con bastante inteligencia y con indiscutible mano férrea y una gran habilidad en el manejo de los asuntos públicos. Su muerte, a finales de 1921, fue un duro golpe para los partidarios de la familia Ramírez.

Su actividad política terminó en la tarde del primero de mayo de 1923, cuando en las elecciones a diputados a Cortes fue derrotado José Luis de Torres y Beleña, abogado, Gentil Hombre de Cámara de S.M, que durante más de una década fue único representante linense en Cortes. Aquel primero de mayo marcó la fecha del alejamiento de la política de Luis Ramírez. El 15 de abril de 1927, a los 86 años, falleció por insuficiencia crónica del miocardio.

Share this Story
Share this Story

Posts relacionados